domingo, 28 de noviembre de 2010

En Caracas faltarán 11.000 policías luego de la supresión de la PM. El Nacional 28.11.10 Sucesos

En enero, la Policía Nacional y las municipales sólo sumarán 65% de los agentes necesarios como mínimo en Caracas. Expertos creen que el Gobierno deberá extender el Dibise.

La Comandancia General de la Policía Metropolitana poco a poco va apagándose. El cierre definitivo de la institución, creada mediante decreto presidencial el 21 de diciembre de 1969, está previsto para el último día de este año. Los agentes que quedan en la sede central, así como en las otras unidades dispersas en el Distrito Capital, son ­en su mayoría­ veteranos que esperan la jubilación. Uno de los funcionarios más antiguos es el director, comisario general Carlos Meza. Con 23 años de servicio, le tocó ser el hombre que, según sus propias palabras, "pasará el suiche" a la policía. El funcionario dedica buena parte de la jornada a arreglar los aspectos administrativos relacionados con la supresión de ese organismo. Según sus cuentas, aún quedan allí 6.222 personas. De ellas, sólo 3.000 hacen trabajos operativos. Las demás laboran en áreas administrativas o están sometidas a procesos disciplinarios o penales. La última oportunidad que tenían estos funcionarios para continuar ejerciendo un trabajo policial se abrió en octubre con la convocatoria para la cuarta cohorte de la Policía Nacional. Entonces, fueron preseleccionados 540 agentes, en su mayoría de la PM. Los 5.680 policías y empleados restantes serán jubilados o expulsados. Ese, indicó Meza, será el principal trabajo de la junta liquidadora de la PM, cuyos miembros aún no han sido nombrados. Crece el déficitSe supone que la ausencia de la Policía Metropolitana (que en la década pasada llegó a tener 16.000 agentes) sería cubierta por la Policía Nacional, con un despliegue que llenaría los estándares asumidos por el Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia. Según ese despacho, lo ideal sería tener entre 3,5 y 4 agentes por cada 1.000 habitantes. En la Gran Caracas, explicó el director de la PM, viven aproximadamente 4 millones de personas. Pero en una jornada laboral pueden estar en la ciudad entre 6 y 7 millones de personas. Por lo tanto, se debería tener como mínimo 14.000 policías en la calle, aunque lo ideal serían 24.000 funcionarios. Con la cuarta cohorte la Policía Nacional tendrá 3.000 oficiales. A ellos se unirían otros 3.000 con la salida a la calle de un contingente que está en la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad. Las policías de los 5 municipios caraqueños suman 2.700 agentes. Polimiranda puede aportar para Sucre, Chacao, Baruta y El Hatillo otros 400. Sumados todos se llegaría a 9.100 uniformados. Pero el Gobierno dispuso que los agentes tengan jornadas laborales de 8 horas. Entonces, con el cierre de la PM estarán en la calle 3.030 policías por cada turno, en el mejor de los casos. El déficit mínimo será de 11.000 policías.
Esta ausencia de agentes la avizoran tanto el comisario Meza como expertos en seguridad ciudadana. El sociólogo Luis Cedeño, de la organización Paz Activa, indicó que solamente en los municipios del estado Miranda son necesarios 8.000 funcionarios. "La Policía Nacional no está creciendo a la velocidad necesaria para cubrir el déficit histórico de agentes en la Gran Caracas. Además, ha concentrado su trabajo en la parroquia Sucre del municipio Libertador, en las estaciones del Metro y en las vías expresas. Lo demás queda prácticamente sin vigilancia", explicó.
Caso olímpicoEs posible que la Policía Metropolitana sea recordada más por los excesos de un grupo de funcionarios en el estadio Olímpico de la Ciudad Universitaria, luego de un juego de fútbol entre el Caracas y el Deportivo Petare, que por los logros alcanzados durante sus 41 años de funcionamiento.Las cámaras de aficionados y televisoras, así como algunas de la propia instalación deportiva, captaron el momento en que 12 agentes se enfrentaban en las gradas con un grupo de fanáticos de la barra caraquista.Meza explicó que esos agentes fueron incorporados recientemente a la Dirección de Servicios Especiales. En su mayoría fueron transferidos desde la División Motorizada, recientemente cerrada.Por lo tanto, no tenían mayor experiencia en control de desórdenes públicos. Fueron enviados al estadio como parte de un contingente de 107 uniformados."Creo que por la actuación de 12 hombres no se puede juzgar a toda la Policía Metropolitana. Pero no los voy a justificar. Con lo que hicieron dañaron nuestra imagen y, definitivamente, se salieron de las reglas", afirmó.Reconoció que los agentes fueron tomados por sorpresa.Indicó que en grandes concentraciones como los juegos de beisbol y conciertos nunca se presentaron enfrentamientos como el del 21 de noviembre. Aun así, el comisario cree que la Policía Metropolitana goza de amplia aceptación, especialmente en los sectores más humildes de la población. Este acervo, añadió, le permitió a la institución proyectarse internacionalmente hasta el punto en que contribuyó a la formación de cuerpos similares en Panamá, Costa Rica, Nicaragua y República Dominicana.
Militares seguirán en la calle.
El déficit de policías en la Gran Caracas para 2011 hace pensar que el Dibise ­Dispositivo Bicentenario de Seguridad­ funcionará por lo menos un año más.El plan fue lanzado por el Presidente en marzo de este año, siguiendo la noción de una operación combinada. La mayoría de sus participantes pertenecen a la Guardia Nacional, aunque también hay policías civiles.En el decreto de creación se planteó que el Dibise duraría hasta el 31 de diciembre de 2010, pero Cedeño coincide en señalar que la vida de este dispositivo deberá ser prolongada. Cedeño observó, además, que el Ejecutivo ha invertido más de 315 millones de bolívares en pago de personal y adquisición de vehículos. Esta decisión le indica que el Dibise no será desmantelado a finales de año."Esto plantea el problema de que hay un cuerpo que cumple funciones policiales pero que no se rige por la Ley del Servicio de Policía, pues está integrado por militares", aseguró.El comisario Meza afirma que todavía el Ejecutivo no ha formalizado una decisión en torno al Dibise.El presidente de la Federación Nacional de Policías Jubilados y Pensionados de Venezuela, subcomisario Omar Vásquez, indicó que el Gobierno incrementará el número de guardias nacionales en la calle y los complementará con agentes de la Policía Militar.Indicó, sin embargo, que continuará el déficit de policía preventiva. A su juicio, los jubilados de la PM podrían contribuir en la formación acelerada de nuevos cuadros para la Policía Nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada