lunes, 28 de septiembre de 2015

Mayoría de la población sostiene que la inseguridad creció en Venezuela


Caracas - De acuerdo con los resultados arrojados por la II Encuesta sobre el Delito Organizado en Venezuela, 75% de los venezolanos consideran que en el país los índices de violencia  han aumentado en los últimos 12 meses. Reseñó EFE, en consideración a un balance presentado por la Asociación Civil Paz Activa, organización que es apoyado por la Unión Europea.

Datos que pueden corroborar estas apreciaciones, son los índices de violencia registrados en la ciudad capitalina  de Caracas, donde los ingresos de Cadáveres a la Coordinación Nacional de Ciencias Forenses en Bello Monte, no ha bajado de los 400 decesos  en los últimos 9 meses.

En el mes de Marzo, considerado como uno de los más violentos del año 2015, llegaron durante el mes,  485 cuerpos a la referida morgue,  aproximadamente 12% más de los contabilizados en el mismo mes pero con relación al año anterior (2014), donde se registraron  440, según los datos reseñados en el  periódico El Universal.

En torno a  todo lo anteriormente expuesto el presidente de la ONG Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), Roberto Briceño León, sostuvo que "Cuando hablamos del nivel de victimización, la mitad de la población entrevistada había sido víctima de robo o hurto en los doce meses anteriores a la encuesta y las tres cuartas partes de los entrevistados consideró que la inseguridad había aumentado".

El también profesor universitario presentó una serie de datos conclusivos en los que dio a conocer que, frente al 71,1 % de los entrevistados que consideró en 2013 que la inseguridad había aumentado, esta última encuesta reveló que la cifra creció hasta el 75,6 %.

Briceño León recordó que, según el OVV, Venezuela tiene la segunda tasa más alta de homicidios del planeta con 82 por cada 100.000 habitantes, cifra que el Gobierno venezolano rebaja a 62.

El estudio se llevó a cabo entre los meses de julio y agosto y se hicieron 3.500 entrevistas, a razón de 500 por cada una de las siete regiones en las que se dividió el territorio de Venezuela.

El presidente de esta ONG señaló al tráfico de drogas junto con el robo de vehículos y sus repuestos para su venta ilegal, así como el contrabando y reventa de productos regulados, como los más importantes dentro de la delincuencia organizada.

Sobre este último caso aseguró que "llamó la atención" que los entrevistados consideren esta práctica, conocida en Venezuela como "bachaqueo", como un delito organizado.

El Gobierno venezolano subvenciona desde hace años una serie de alimentos y productos de primera necesidad, lo que ha facilitado la creación de un mercado paralelo de los mismos dentro de la crisis severa de desabastecimiento que vive desde hace meses el país.

Según la encuesta "la mayoría de la población estima que las acciones del Gobierno para el control de la economía han propiciado el delito organizado y la corrupción", defendió Briceño León y señaló que las cifras dicen que el 66,8 % de los entrevistados está de acuerdo con que el Ejecutivo "favorece el bachaqueo" con el control de precios.

Además el 76,4 % de los preguntados respondieron "de acuerdo" a la afirmación de que "el control de precios ha propiciado la venta ilegal de productos regulados", número que aumentó hasta el 79,1 % ante la frase "el empobrecimiento ha llevado a más personas ha vincularse con el delito organizado".

"La mayoría de los entrevistados perciben como mala la acción del Gobierno y consideran además que la actividad de muchos funcionarios ha favorecido el delito organizado", sostuvo Briceño León.

Según la encuesta los venezolanos responsabilizan a pandillas, mafias y bandas (50,7 %) o a los líderes carcelarios (49,5 %) del delito organizado, frente a los pocos que defienden que los culpables son los paramilitares (19,7 %) o la guerrilla (18,9 %).

Además existe, dijo, "poca disposición y miedo para cooperar con la policía y con el sistema de justicia", afirmación que sustentó con cifras que reflejan que ocho de cada diez entrevistados consideraron "muy peligroso" denunciar a las bandas del delito organizado o ser testigos en un juicio penal.

Un 61 % de los preguntados estuvo de acuerdo con la filosofía de "plomo al hampa", mientras que un porcentaje un poco mayor, a favor de medidas menos radicales como la depuración de cuerpos policiales o el uso del ejército para combatir el delito organizado, medidas tomadas ya por el Ejecutivo.


Fuente: Diario 2001

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada