martes, 12 de enero de 2010

Apagones programados incrementará acción delictiva.


Uno de los factores necesarios para la seguridad ciudadana es el alumbrado público y privado. Los promotores del diseño urbano para la prevención del delito, colocan a la iluminación eléctrica como una de los pilares de esta teoría. Las regulaciones y racionamientos programados a las cuales el gobierno se ha visto obligado a recurrir a nivel nacional por bloques de 4 horas, el bloque más preocupante es el A y el B que se ubican entre las 12:o0am y 4:00am.


La preocupación deviene primeramente en que es de noche a esas horas y segundo es que son las horas en que se registran mayor número de homicidios. Muchos se verán afectados, empezando por el sector que reporta mayor números de homicidios como son los profesionales del volante, los cuales empiezan sus jornadas en las madrugadas y las terminan muchas veces después de la media noche. Los niveles de vulnerabilidad de estos trabajadores aumentará exponencialmente al igual que todos aquellos que sus horarios de trabajo les obligue a llegar o salir de sus hogares desde la media noche y las cuatro de la mañana.


Todos los dispositivos de seguridad que funcionan con corriente eléctrica verán su eficaz anulada durante los horarios de racionamiento, dándole una clara ventaja a los delincuente de perpetrar cualquier tipo de delitos. Programarán sus actividades delictivas en base a los horarios de corte eléctrico en las zonas designadas. La labor de patrullaje por parte de las policías se dificultará enormente y estarán expuestos a mayor peligrosidad en sus labores. Si son tan necesarios estos cortes eléctricos la sugerencia es que eliminen el bloque A y B que cubren horas de la madrugada de 12am-4am y que es el que afectaría en mayor medida la situación de seguridad ciudadana en esos sectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada