viernes, 9 de julio de 2010

Entrar en una cárcel en Venezuela es una sentencia de muerte. Circuito Éxitos. 8 de Julio.

En las cárceles del país no cabe un preso más", así tituló un diario de circulación regional. Aunado a esto, la muerte de ocho reclusos en la cárcel de Sabaneta en el estado Zulia, entre otros hechos de violencia dentro de los recintos penitenciarios, es el contexto que enmarca este foro dedicado a la situación de las cárceles en Venezuela.
Para abordar el tema César Miguel Rondón invitó a los expertos Luis Cedeño, sociólogo, y Carlos Nieto, abogado y director de la organización Una Ventana para la libertad.Ante la interrogativa qué pasa en las cárceles venezolanas, Cedeño tildó de "inexplicable" los hechos de violencia. "Se supone que las cárceles deberían ser el sitio más seguro, sin embargo, es el más inseguro". Además el sociólogo responsabilizó al Estado Venezolano, en específico al Poder Judicial, del incremento de las cifras de muertos dentro de los recintos. "Las estadísticas apuntan que hay más de 20 homicidios por cada mil reclusos. Entrar en una cárcel en Venezuela es una sentencia de muerte".
Por su parte, Carlos Nieto indicó que la población carcelaria en el país alcanza los 38 mil reclusos, cuando existe una capacidad real de 14 mil. "Hay más de 200% de hacinamiento en las cárceles. En el mes de febrero teníamos 22 mil reclusos y la cifra se ha incrementado a 6 mil reclusos más, conservando las mismas condiciones críticas dentro de los penales".Según Nieto las drogas, ocio y el ingreso de armas es la trilogía que coloca a las cárceles venezolanas como una de las más violentas del continente americano. En cuanto a cómo funciona la industria dentro de las cárceles, una pregunta formulada vía twitter, Nieto aseveró que el negocio se encuentra en la entrada de armas y drogas, además de alcohol y prostitutas dentro del recinto. "Estamos hablando de una gran magia que la dirige los funcionarios del Ministerio de Interior y Justicia, la Guardia Nacional y los líderes de cada pabellón"

No hay comentarios:

Publicar un comentario