miércoles, 16 de mayo de 2012


Sugieren a policías dejar sus armas cuando no trabajen

El 90% de los efectivos asesinados fueron atacados fuera de sus funciones


imageRotate
Funcionarios policiales son blanco del hampa por las armas de fuego que portan. Foto ARCHIVO

TOMÁS RAMÍREZ GONZÁLEZ |  EL UNIVERSAL
Miércoles 16 de mayo de 2012 
De acuerdo con cifras extraoficiales, al menos 17 funcionarios policiales, de los 40 que han sido asesinados en 2012 en la Gran Caracas, resultaron baleados para despojarlos de sus armas de fuego.
Al menos 12 de los 17 homicidios ocurrieron después de la prohibición de la comercialización de armamento impuesta por una resolución conjunta entre los ministerios del Interior y Justicia y de la Defensa, el 29 de febrero.
El sociólogo Luis Cedeño explicó que el probable aumento de los homicidios ocurridos por el referido móvil se deba a una interpretación que dieron los delincuentes a la medida. "Algunos elementos delincuenciales se montaron en el frenesí de buscar un arma a costa de lo que sea, similar a la ama de casa que busca una lata de leche pensando que va a haber escasez del producto", expresó.
El director de la ONG Paz Activa recomendó a los funcionarios dejar sus armas de reglamento en la comisaría luego de haber cumplido con su horario, ya que de acuerdo con las estimaciones del organismo que dirige, 90% de los homicidios ocurre fuera del servicio policial.
El especialista destacó que en la actualidad el valor de la vida ha perdido mucha importancia para algunos de los venezolanos que son capaces de matar por un arma.
Según la Organización Mundial de la Salud, la persona que porta un arma tiene 10 veces más probabilidades de morir a manos de los delincuentes.
El pasado fin de semana, Junior Elías López de Polihatillo, fue asesinado en Hoyo de La Puerta, a las 11 de la noche del pasado sábado, por un grupo de antisociales, durante un atraco. Los sujetos le dispararon para despojarlo de su armamento de reglamento.
El 11 de mayo, el subcomisario jubilado del Cicpc Orlando Vanega, corrió con la misma suerte en Guarenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada